«Que nos dejen trabajar. No nos van a echar de las calles de Euskadi»

(Ondacero)

El sindicato de la Ertzaintza, ESAN, denuncia la oposición que, a diario, encuentran en recintos festivos de Euskadi para erradicar conductas como los pinchazos que están siendo denunciados. Conductas antisociales, eso sí minoritarias, que encuentran en txoznas o, incluso, en puntos morados que impiden que los agentes realicen su trabajo y preservar el complimiento del protocolo establecido por el Gobierno Vasco.

“Que nos dejen trabajar”. Así de contundentes se han manifestado desde el sindicato de la Ertzaintza, ESAN, ante la oposición que a diario se están encontrando en recintos festivos o puntos morados para aplicar el protocolo oficial de atención a personas , especialmente mujeres, que están siendo víctimas de pinchazos en las fiestas de Euskadi . El último caso, recodar en Algorta. No quieren polémicas, sólo poder salvaguardar la seguridad de la ciudadanía vasca desde el respeto y la convivencia. Denuncian actitudes antisociales, oposición reiterada desde espacios como puntos morados , txoznas o desde las comparsas de Bilbao, que ayer mismo anunciaban que van a seguir su propio protocolo. Quieren poder realizar su trabajo para erradicar este tipo de conductas. Nadie les va a echar de las calles de Euskadi. Así lo decía en Onda Cero Euskadi , Iñaki Uraga, portavoz del sindicato ESAN de la Ertzaintza . Uraga ha querido recordar que la oposición que se encuentran es de grupos minoritarios. Ha querido recordar que la única intención de los y las agentes vascos es preservar la seguridad desde el respeto y la convivencia y ha recordado a los jóvenes que la Ertzaintza está para ayudar no para generar conflictos estériles.

Por cierto, que desde el Ayuntamiento de Bilbao confían en que, finalmente, habrá coordinación entre Bilboko Kompartsak y policía, y que el trabajo conjunto, en caso de agresiones, será fluido

EL MOVIMIENTO FEMINISTA DE ALGORTA ACUSA A LA ERTZAINTZA DE MENTIR

El Movimiento Feminista de Algorta, en Getxo (Bizkaia), ha negado que dos responsables de una txosna, pertenecientes a este colectivo, impidieran a la Ertzaintza atender a una joven que había sido víctima de un pinchazo, y ha exigido que se retiren las acusaciones de «desobediencia grave» por las que están siendo investigadas.

El Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco informó de que dos responsables de una txosna habían obstaculizado que la Ertzaintza pudiera asistir a una joven que había sido víctima de un supuesto pinchazo en una txosna durante las fiestas del Puerto Viejo de Algorta, alegando que tenían su propio protocolo de actuación. Ambas están siendo investigadas por la supuesta comisión de un delito de desobediencia grave. En un comunicado, el Movimiento Feminista de Algorta ha calificado de «mentira» el relato que ha realizado la Ertzaintza, y ha asegurado que las dos responsables de la txosna «fueron quienes atendieron en todo momento a la joven agredida, los que llamaron al 112 pidiendo ambulancia, los que avisaron a los padres y coordinaron los pasos posteriores con la Ertzaintza».El Movimiento Feminista de Algorta comparecerá este miércoles, a las 18.00 horas, en las escaleras del Puerto Viejo de Algorta para dar explicaciones sobre los hechos.