Esan acusa al PNV de “anular y desamparar” a la Policía vasca con su propuesta para reformar la ‘Ley Mordaza’

Advierte que “un paso más y el frágil vaso de la ya comprometida seguridad pública vasca se desbordará”

El sindicato Esan ha acusado al PNV de “anular y desamparar” a la Policía vasca, en vez de “poner el foco en el presunto delincuente”, con su proposición de Ley de reforma de la conocida como ‘Ley Mordaza’ y, tras afirmar que los datos de criminalidad son “contundentes”, ha advertido de que “un paso más y el frágil vaso de la ya comprometida seguridad pública vasca se desbordará”.

En un comunicado, Esan ha dicho haber recibido “múltiples advertencias e informaciones en torno al deterioro constante de la seguridad pública”. Así, ha explicado que “un grupo heterogéneo” de agentes de la Policía vasca, “altos cargos de la misma, cargos políticos de todas las administraciones públicas y funcionarios de alto rango del Gobierno Vasco” les han venido aportando noticias e informaciones que “evidencian la dimensión del problema”.

Esan ha señalado que los datos de criminalidad son “contundentes”, las estadísticas “no soportan más cosméticos. “Un paso más, y el frágil vaso de la ya comprometida seguridad pública vasca se desbordará”, ha advertido.

El sindicato ha criticado que “la proposición de Ley de reforma de la polémica Ley Mordaza o Ley Orgánica 4/2015 del PNV en Madrid apuesta, lejos de todo contenido técnico-operativo policial, por cercenar el marco normativo que sustenta los recursos jurídicos de los que dispone la Euskal Polizia para la garantía de la seguridad pública vasca en su labor diaria en las calles de Euskadi”.

Según ha censurado, el PNV “mantiene una postura doctrinal basada en la percepción de la Ertzaintza y las Udaltzaingoak como un órgano coercitivo y, por tanto, de las actuaciones policiales como un elemento limitador de los derechos fundamentales del ciudadano“. “Nos encontramos ante una proposición de reforma que, lejos de poner el foco en el presunto delincuente y en la necesidad de implementar modificaciones tendentes a la garantía de la seguridad ciudadana, anula y desampara a la Policía Vasca”, ha valorado.

Esan ha considerado evidente que para el consejero de Seguridad, Josu Erkoreka, y para el PNV “el comerciante que sufre un hurto, el dueño de una lonja a la que le realizan una pintada, el trabajador que padece un corte de tráfico motivado por la presencia de obstáculos en la vía, la inseguridad que perciben las mujeres ante el aumento de agresiones sexuales, el anciano que sufre desperfectos en su coche a manos de un menor de edad, la socialización del uso de la violencia, el aumento de delitos cometidos por arma blanca o los cada vez más violentos desórdenes públicos no forman parte de la problemática y deterioro real de la seguridad pública vasca“.

De igual forma, ha denunciado “que no se proporciona respuesta alguna a las necesidades y demandas constantes de una Euskal Polizia que día a día presencia la erosión de su autoridad” y ha acusado al Departamento vasco de Seguridad de haber iniciado “una sistemática acometida a sus atribuciones básicas” de la mano de su directora de Recursos Humanos, Izaskun Urien.

A entender de Esan, “la ausencia de todo análisis, planificación y organización interna pone en evidencia la incapacidad de la Ertzaintza de asumir labores de investigación en la mayoría de delitos producidos en nuestro ámbito geográfico y, también, la imposibilidad real de garantizar la seguridad de eventos con gran afluencia de personas por carecer de motoristas de tráfico o de elementos básicos como medios de transporte para sus unidades antidisturbios entre otros”.

INCAPACIDAD DE INVESTIGAR

Por consiguiente, ha advertido, el ciudadano vasco “tiene que saber que apenas existen agentes de investigación uniformada y no uniformada”. En ese sentido, ha añadido que “la incapacidad de investigar y resolver los casos de la Ertzaintza implica el archivo sistemático de miles de denuncias de delitos sufridos por la ciudadanía e incide en potenciar la sensación de impunidad en un presunto delincuente que no soporta el peso de la Ley”.

Además, ha explicado, se dan situaciones como “la falta de capacidad para recoger denuncias en muchas comisarías” y “la falta de personal para garantizar la seguridad vial” en eventos como El Tour de Francia de 2023. “Es evidente que la Consejería de Interior respiró con alivio cuando se suspendió la Eurocopa del año 2020 en Bilbao por motivos Covid”, ha afirmado.

Esan ha indicado que remitió, en diciembre de 2021, a los diferentes actores encargados de la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana un extenso informe jurídico que alertaba “del grave error que suponía una reforma en esos términos”. “Un año después, sin recibir respuesta alguna, asistimos a fuertes incrementos de los niveles de delincuencia en nuestra sociedad”, ha censurado, para considerar “fundamental que nuestros representantes públicos legislen atendiendo a las problemáticas reales a las que se enfrentan la Ertzaintza y Policía Locales”.

Esan ha instado a poner el foco en “la necesidad de construir una herramienta jurídica capaz de responder a los retos presentes y futuros de la Seguridad Ciudadana en Euskadi”.